31Ene

La Firma Digital

En el mundo de los negocios la protección de la privacidad es de suma importancia, tanto de una empresa como de un cliente. Puesto que la mayoría de la información se maneja a través de internet, es importante tener control sobre ella, por esta razón la firma digital se ha convertido en un medio para satisfacer la necesidad de garantizar que los documentos electrónicos que compartimos sean verídicos y no se puedan falsificar o poner en peligro fácilmente.

¿Qué es la Firma Digital?

La firma digital es un esquema matemático utilizado para firmar documentos electrónicos el cual garantiza la seguridad de la información dado que ésta se encuentra encriptada. Es decir que los datos pueden interpretarse con una clave, dándole  al destinatario seguridad en que el mensaje fue creado por el remitente y no fue alterado durante su trasmisión. 

Beneficios de la Firma Digital 

  • Mayor seguridad: El contenido del documento electrónico, al no poder ser alterado, garantiza la autenticación del mismo.
  • Confidencialidad: La información solo será conocida por las personas que están autorizadas a verla.
  • Productividad: Puedes optimizar tiempo en el proceso de emisión de un documento, pues ya no es necesario imprimir y tampoco tendrás que almacenarlo.

Firma Digital vs. Firma Electrónica

Es común asumir que la firma digital es la misma firma electrónica, sin embargo la única que es válida para la facturación electrónica es la digital. Ambas aseguran la veracidad de los documentos firmados y ratifican que la identidad del firmante es auténtica, sin embargo, la firma digital es visible únicamente en formatos XML, es decir en la factura electrónica que se envía a la DIAN y no en la versión gráfica PDF, ya que los datos se encuentran encriptados mediante algoritmos. La firma electrónica, por otro lado, es más un concepto jurídico relativo a la identificación de una firma manuscrita que se utiliza en varios soportes electrónicos.